Bodas con encanto: Andrea & Jordi

Andrea & Jordi

Ya el mero hecho de que haya historias de amor que quieran formar parte de nuestro humilde mundo, es un alago inmenso; pero si encima la novia te dice que le hace muy feliz… Me llena de un gozo aún mayor…

Y es que Andrea nos transmitió tal alegría que me ha emocionado cada una de sus palabras desde un primer momento; tanto que al mirar sus fotografías, me la he imaginado sonriendo, ilusionada, escribiendo lo que para ella significó, uno de los días más felices de su vida.

Creo que no me he tropezado con ninguna instantánea, en la que no la haya visto feliz, con una sonrisa de timidez, un tanto vergonzosa al principio, o con ese “pequeñito” tembleque que a todas nos deja a veces sin respiración…

Son esos nervios que nacen sin apenas darse una cuenta, conforme se va acercando el deseado momento. Preparativos previos sin poder llegar a imaginar todo lo que ocurrirá a continuación; pensando en el tiempo, cariño y esmero que habéis dedicado ambos, a que todo salga según lo previsto… Hasta que por fin, no sé cómo, de repente te relajas, te dejas llevar y comienzas a disfrutar de verdad.

A vivir desde el momento 0 cada mirada de emoción, cada intercambio de gestos y mimos fraternales, que entre toda la familia y amigos van haciendo llegar; sonrisas de complicidad y detalles incesantes que no dejan de sorprender.

Seguro que todas en mayor o menor medida; hemos deseado repetir en millones de ocasiones, esos momentos tan bonitos e inolvidables… Pero es eso mismo lo que más le suma, el no poder vivirlos dos veces; instantes tan intensos, que perdurarán en el corazón eternamente; perdería mucho valor si todos celebráramos nuestro enlace cada cierto tiempo, ¿no es verdad?.

Y por ser un día único e irrepetible, constará seguro, como uno de los recuerdos más emocionantes de nuestra vida…

De ahí toda la ilusión transformada en románticas sonrisas, de nuestra querida novia plumeti de hoy… Ellos son Andrea y Jordi, y ésta es su bonita historia de amor.

Llegó el gran día y para él, Andrea decidió llevar un bonito vestido diseñado por ella misma, y para su confección contó con la ayuda de una persona muy especial, la madre de Jordi, y futura suegra oficial. Sin duda, tuvo que ser una labor increíble; no todas las novias pueden presumir de haber sido las diseñadoras de su propio vestido, y menos aún, el poder haber participado tan activamente en él.

Sencillo y natural como su dueña, una espectacular espalda desnuda fue la protagonista fundamental, con largas mangas y corte ajustado a la silueta; el resultado final, a un trabajo tan minucioso y estudiado, fue realmente bonito.

Siguiendo con la fina línea escogida, Andrea optó por lucir su larga melena con una corona de flores naturales de Nügat Bcn, que le dio el toque más juvenil y diferente; si tuviera que definir en una sola palabra, el estilismo en general de nuestra novia, no dudaría ni un momento, con “naturalidad” abarcaría todo lo bonito que desprende.

Otra pieza que me llamó la atención en un primer momento, fueron sus zapatos; acostumbrada a encontrar novias con stilettos de fino tacón, plataformas infinitas o sandalias de tiras… Ver por primera vez una novia tan ideal luciendo unas alpargatas así de atrevidas, me pareció ante todo, una novedad bellísima! A juego con su sencillez e inocencia; unos Castañer vistieron sus pies.

En cuanto a joyas, Andrea quiso lucir unos pendientes de Rabat, y su anillo de pedida, también de Rabat; que, junto a un velo liso; y su eterna sonrisa… Fue una novia preciosa.

Jordi lució un elegante y clásico chaqué con levita negra y pantalón diplomático, confeccionado a medida, por la reconocida firma Hackett; emocionado y feliz; reconozco que me encanta mirar al novio cuando llega ella, ver cómo su emoción recorren las mejillas; creo que es uno de los instantes más bonito de la ceremonia…

Los zapatos fueron de la casa Meermin, y el reloj, al igual que las joyas de Andrea, fue Rabat.

Destaca nuestra novia con muchísimo cariño, el outfit tan exquisito que su hermana escogió; con pantalón palazzo y cuerpo aderezado con discretas piedrecitas, todo en color nude; Carla despuntó con gran sofisticación. Algo que Andrea aún no me ha contado, pero que tampoco veo necesario; ya que una imagen vale más que mil palabras… es la perfecta unión que con su hermana y su madre comparte. Desde un primer momento me conmovieron las fotografías tan tiernas, de los momentos que madre e hijas compartieron ese día. Complicidad evidente y plena confianza entre dos hermanas, compañeras y fieles consejeras; y una madre amiga que les lucra en experiencia…

La ceremonia se ofició en la Iglesia de Castell d´Aro, y ambos decidieron contar con los profesionales wedding planners de Nügat Bcn, quienes entre otros, se encargaron de la toda la decoración floral; además, el ramo de novia también vino de la mano de los mismos.

Tanto Andrea como Jordi, confiaron plenamente en Nügat Bcn para muchos de los detalles de su boda, y salta a la vista que su puesta en escena resultó espectacular cuanto menos.

Tras misa, los novios se dirigieron a un lugar muy importante para ambos; una glorieta con mucho encanto donde precisamente, Jordi preparó su romántica pedida de mano… Revivir ese momento, justo ese día, hizo saltar “chispitas” de alegría, amor… y un cúmulo de emociones tan intensas, como se pueden apreciar en las bonitas instantáneas que Padilla Rigau les hizo.

El unir la profesionalidad de unos fotógrafos que saben captar momentos realmente inolvidables, con el intercambio de miradas y sinceros sentimientos, solo pueden dar lugar a unas imágenes así de ideales. Nos cuenta Andrea con gran nostalgia, el cariño tan bonito que le tiene a la costa de L´Empordà, y fue por ello mismo, que intentaron ambientar todo en torno a ese mágico lugar…

En Mas Darder dio lugar la celebración que tanto habían soñado; una súper fiesta llena de detalles, tanto por parte de los novios, como por parte de los invitados. Y es que cuando en una boda se palpa la ilusión de los novios, cuando se siente el disfrute de ambos, y transmiten a todos la felicidad que les rodea; todo fluye con más facilidad y el disfrute está más que asegurado.

Ya la llegada del nuevo matrimonio fue más que ocurrente y original; con luz apagada, todos tenían en sus sitios, tiras de led que emitían finas lucecitas blancas, emulando así un bonito cielo estrellado. Fue un primer momento muy romántico ambientado con la canción Sky Full of Stars.

El catering vino de la mano de Sao Catering, una delicadeza de alimentos, que, sumado al encanto tan exclusivo del lugar; hicieron las delicias de todos los asistentes. Durante el cóctel, les acompañó la música en directo de un cantante de jazz, clarinete, piano y guitarra; un grupo autóctono de L´Empordà que animó a todos los presentes.

Ya en la cena, Andrea y Jordi sorprendieron a todos, cuando se levantaron a repartir en la mesa de “solteros y solteras”, gorritos a los chicos, y finas coronas de flores a las chicas; con el objetivo de que, durante el baile; tanto ellas como ellos, se distinguieran entre todos; fue un momento muy divertido.

La entrega del ramo fue protagonizada por la novia y su mejor amiga, a quién decidió que le correspondía recibir ese presente tan personal e íntimo; una segunda hermana que merecía una especial mención cuanto menos.

Durante la cena y posteriormente en las copas; la música fue seleccionada por Soundworks Pro SL; una empresa encargada de convertir una simple reunión en la fiesta más inolvidable…

Y tal como se lo propusieron resultó; en el momento en el que una decide dejarse llevar, cuando partimos desde 0… Es justo ahí, cuando empiezas a vivir tu gran día.

Desde Le Plumeti les deseamos que una infinita historia de amor, perdure para siempre;  que nunca se pierdan esos gestos tan bonitos y que viváis vuestra luna de miel día anterior día a día…

GRACIAS DE CORAZÓN ANDREA, POR COMPARTIR CON NOSOTROS TUS SENTIMIENTOS, Y DEJARNOS REVIVIR ESA ETERNA SONRISA, HA SIDO UN VERDADERO HONOR

 

Cosas bonitas…

(1. Cuello Pelo natural Love Adrienne 2. Invitaciones de boda Cristina Maser 3. Sandalia Fluor Tarantela Fígara)

Nos vemos en el siguiente post… ¿os gustó?

Por ti, por ti brilló mi sol un día, y cuando pienso en ti brilla de nuevo, sin que le acompañe la melancolía de los fugaces amores eternos…

By: Joan Manuel Serrat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *