Editorial – Invitada de Invierno

Le Plumeti se viste de Invitada de Invierno

Todo comenzó por casualidad; y sin apenas planearlo, Silvia y yo nos vimos “infiltradas” en un proyecto que acabó siendo algo verdaderamente precioso e inspirador… Ser una invitada de invierno así de ideal, y compartirlo con gente como la que en estas humildes líneas os voy a relatar, ha sido personalmente, espectacular.

Se de sobra que en esta ciudad se esconden profesionales de primera, y conforme voy conociéndoles, más adoro su trabajo. Comprometidos y con unas ganas indiscutibles de participar en este “shooting”, me siento cuanto menos afortunada por haberme ofrecido la oportunidad de verlos manos a la obra, haciendo aquello que más les gusta.

Silvia Ferrer es la autora de todas estas preciosas fotografías. Conocía desde hace tiempo, y era seguidora de su trabajo; pero jamas imaginé que ponerse delante de su objetivo sería tan fácil y divertido. Para nada me considero “modelo” ni por el estilo, la idea trataba de conseguir inspiración desde el “realismo” más natural; y ella me lo puso muy fácil.

Es un encanto de chica indudablemente, y lo pasé genial; supo captar al detalle con cada una de sus instantáneas, todo cuanto deseábamos destacar. La calidad, el orden y la profesionalidad, la definen sin duda. ¡Gracias por hacerlo tan bonito Silvia!

El sitio fue El Estudio de Ana; una preciosa finca arropada por amplios jardines, salones… y lugar donde se ubica el conocido restaurante gastronómico, Verna. El espacio acoge distinos eventos en sus instalaciones, tales como bodas y demás celebraciones, que en un entorno tan singular y bello, acaban siendo todo un acierto.

¡No podíamos haber elegido mejor!

Yo creo en el color rosa. Yo creo que la risa es el mejor quemador de calorías. Yo creo en besar, besar mucho. Creo en ser fuerte cuando todo parece ir mal. Yo creo que las niñas más felices son las mujeres más guapas. Creo que mañana será otro día, y creo en los milagros…

By: Audrey Hepburn

Making Of

A veces se pasa un poquito por alto quizás, que detrás de todo precioso trabajo, existe un equipo humano que se pone “manos a la obra”, para que desde el primer momento, todo vaya sobre ruedas…

Y así es, fue llegar a primera hora de la mañana y todos comenzamos con nuestro cometido, realmente, una puesta en escena espectacular.

La elección de los “looks” y el estilismo final fue algo que llevábamos preparando hacía días. María y Cristina Jara, de Fanfan et Poupi fueron mis grandes apoyos; con su incondicional ayuda, conseguimos adaptar la idea y creo que finalmente quedó genial.

Los vestidos, eran de las firmas Beatriz Peñalver y The 2nd Skin Co; todos ellos de Atelier MYE, a quienes agradecemos su total confianza; desde el principio la disponibilidad fue absoluta y el trato encantador. Un atelier lleno de sorpresas y diseños bellísimos.

Para el maquillaje contamos con la preciosa Carmen Vigueras Make Up, desde luego, una pasada de artista, me fascinó la profesionalidad y firmeza en todo su trabajo. Realzar la belleza y sensualidad de la mujer, es sin duda su punto fuerte. No estoy acostumbrada a ser maquillada sin mirar hacia un espejo y puedo asegurar que cuando me vi, me sentí realmente bonita. Suavidad exquisita y y naturalidad que combinaba con colores en temporada, ¡me conquistó con sus pinceles!

Ángel y Sara de Ángel Peluqueros fueron los encargados de los diversos peinados que llevé, junto a la colaboración de Capini Estilistas. Me encantó conocerlos, y supieron encajar a la perfección cada look, de manera que la coordinación fue genial. Amigos y compañeros, lo pasé en grande escuchando sus cómplices conversaciones, desde luego son total, divertidos y profesionales, trabajar con ellos fue una gran experiencia.

Elena Pastor puso sin duda el punto más “chic” con sus novedosos zapatos; tengo que reconocer que me he “super enamorado” literalmente, de los exquisitos diseños que desde hace un tiempo presenta en su atelier. Simpática “por los cuatro costados“, no se lo pensó ni un momento cuando le propuse el proyecto. La facilidad y el trato tan amable, junto a las maravillas que comparte, nos dejó a todos cautivados.

El punto final a cada outfit lo pusieron mis adorables Fanfan et Poupi, ellas fueron las autoras de cada tocado (a cual más bonito…), y de todos los complementos, bolsos, guantes… Como ya os venía comentando, fueron además, cómplices en la elección del estilismo; y su apoyo se hizo para mi fundamental, son unas chicas geniales, ¡gracias por estar a mi lado preciosas!

Si el entorno de por sí, es una maravilla, la colaboración de Eterna Prometida lo hizo aún, mucho más encantador. Trabajadora incesante y con un “estilazo” muy actual, ¡Maria Fernanda es todoterreno! Le hicieron falta cuatro detallitos para preparar un escenario precioso, no necesita temática, captó la idea desde el momento 0. Si hay algo que buscamos de una wedding planner design, es precisamente eso, que consiga llegar donde a veces no sabemos ni detallar…

El punto más dulce de una jornada tan especial, lo puso Áurea Nicoletta, con un brunch saludable riquísimo; una mesa espectacular ambientada en los espacios otoñales, y, sobre todo, ¡exquisita!. Repleta de detalles muy estudiados, tarjetitas con el nombre de todos los colaboradores, y una decoración ideal.

Feliz de haber compartido este trabajo… Sois geniales

GRACIAS

 

Cosas bonitas…

(1. Snowball Collection MAC 2. Turbante flor de papel Fanfan et Poupi 3. Stilettos Elena Pastor)

 

Nos vemos en el siguiente post… ¿os gustó?

 

Porque la verdadera belleza en una mujer se refleja en su alma. Es el cuidado que amorosamente brinda, y la pasión que muestra…

By: Audrey Hepburn

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *