La boda de Isa y Alberto

Isa & Alberto

Tenía muchas ganas de compartir la boda de Isa y Alberto, porque la ilusión de sus palabras… Hicieron que me trasladase a ese momento, a ese día!

Se conocieron en la verbena de las fiestas del pueblo por casualidad en verano de 2017, ella solía ir poquito, pero ese año fue diría, el mejor! Su primo les presentó y surgió…

Isa es de Madrid, y Alberto natural de Córdoba, así que terminado el verano, y ya de vuelta, su historia comenzó. En 2020, pleno confinamiento, cambiaron el destino de sus vacaciones (por la situación), y de Costa Rica, finalmente se fueron a Lanzarote.

Fue en esa ciudad donde, una noche cualquiera, cenando solos en casa, en un momento muy íntimo… Alberto le pidió la mano. Sin duda, una velada super emocionante y mágica!

Tal y como ellos siempre habrían imaginado, tal y como fue su boda. Muy personal, íntima, con sus personas más allegadas e importantes, una cena de verano relajada, tranquila, y muy divertida.

Isa escogió a Sofía Delgado para crear el vestido de sus sueños, la verdad es que estaba preciosa; un diseño muy especial y sencillo, que me encanta porque además es original y elegante.

Creo que el moño de bailarina ya se ha convertido en uno de mis peinados favoritos para novia, y velada, Isa me parece una novia muy estilosa, ¡me encanta!

El ramo es obra de Brumalis, y todas las fotos del enlace son de Dos Más en la Mesa… Una pasada! Las primeras palabras de Isa hicieron precisamente referencia a eso, al trabajo tan bonito que hicieron en su boda.

Literal, creo que son unos auténticos artistas y se merecen lo mejor…

Yo también soy muy seguidora de ellos, y aún no he visto un reportaje que no transmita sentimiento, son increíbles!

Alberto se decantó por chaqué en gris marengo de la firma Old Jeffry, y no me pueden gustar más sus gafas!! Estaba muy guapo!

La ceremonia se ofició en el Santuario de Nuestra Señora de la Fuencisla, y más tarde, la celebración tuvo lugar en finca Las Margas, en Madrid, con el catering Ciboulette.

Isa llegó acompañada de un cortejo super bonito!! Sus pajecitos estaban «requeteguapos» vestidos por Marta Ussia, y estoy segura de que enamoraron a todos!

De la decoración floral de la finca se encargó Doña Aurelia, y la papelería fue obra de su padre, Carlos Sancha, unas acuarelas maravillosas.

Fue un sueño de boda en plena pandemia… Ambos aseguran que la providencia dejó que todo fuera increíble!

Gracias chicos por hacerme partícipe de este día tan especial, ha sido todo un honor poder contar vuestra historia…