Visita a Juana Nicolás

Visita a Juana Nicolás

Es para mi un gran honor el poder tener la oportunidad de hablar y conocer a grandes artesanas que hoy en día, decoran nuestro mundo con sus manos… Me siento muy orgullosa al escuchar su historia y revivir junto a ellas, esos maravillosos años de lucha y aprendizaje que han servido sin duda, para posicionar su arte, en un lugar privilegiado y excepcional.

Hoy visitamos un atelier tan ideal como su propietaria, y es que hoy os cuento un poquito las sensaciones tan positivas y realmente profesionales que Juana Nicolás nos transmitió. Sombrerera y enamorada de su profesión, Juana nos mostró su pasión más profunda entre piezas únicas y preciosas obras de arte.

Un sueño rondaba por su cabeza, mientras su vida estaba totalmente enfocada en la alta costura; veinte años aproximadamente llevaba trabajando para grandes diseñadores del mundo nupcial, cuando quiso despuntar y encaminar su visión a algo que desde siempre le había parecido cuanto menos, interesante…

Y es que, en el preciso momento en el que comenzó a conocer un poquito más lo que era capaz de hacer ella solita, no dudó un segundo, y decidió dar un giro a su carrera profesional. Gracias al apoyo incondicional de su familia y amigos, Juana tomó rumbo a Madrid para formarse cerca de los más grandes.

Ella misma nos cuenta que lo más habitual quizás, es que del mundo de los tocados, saltes a la alta costura; pero en su caso, y rompiendo toda regla, su ilusión era vestir con sombreros y tocados tanto a mujeres y hombres, que como ella, adoran aquellas piezas artesanales y estilosas para vestir de manera única y muy personal.

Si algo nos llamó muchísimo la atención fue el cuidado con el que Juana nos hablaba de su manera tan bonita de trabajar; rodeada de útiles como antiguas planchas de hierro, hormas y utensilios de madera…

Resultó muy interesante descubrir cajas llenas de materiales que datan incluso, del siglo pasado. Patrones que conserva con muchísimo cariño y que hoy por hoy, siguen estando muy presentes en sus trabajos y exposiciones.

Sin duda alguna, Juana nos ha demostrado con creces, que todas sus piezas son elaboradas artesanalmente por ella, desde el principio hasta el fin; su firma se graba justo en el momento en el que comienza a diseñar, y termina con la finalización de un tocado diferente y exclusivo.

Especialista en su arte, esta ya conocidísima sombrerera ha protagonizado distintas exposiciones, e innumerables presentaciones; para las que se ha dedicado por completo con el fin de conseguir captar la atención de todos los asistentes.

En su atelier pudimos conocer algunas de ellas, y os aseguro que son maravillosas.

Sus tocados ya han desfilado en grandes acontecimientos; Úrsula Corberó lució una de las piezas de su serie alambrada en los Goya 2016; un tocado en dorado, con perlas naturales y cristales de Swarovski que dieron el toque excepcional al outfit que la actriz escogió para el evento.

Además, revistas con nombre propio y gran prestigio dentro del mundo nupcial a nivel nacional como Lucia se Casa; ya han compartido su trabajo.

Cayetana Ferrer, una gran diseñadora de novias, de la cual, confieso ser seguidora y admiradora; también optó por lucir el día de su boda, una capota de terciopelo de Juana Nicolás, y sencillamente, lució preciosa.

Entre tantas maravillas, que con muchísimo cariño e ilusión Juana nos demostró; no puedo sentirme más feliz y nuevamente enamorada de su trabajo.

Ha sido realmente bonito conocer a una profesional tan agradable y apasionada, indagar un poquito en su trayectoria, escuchar cómo, no sólo ensalzaa su esfuerzo, sino que además resalta y elogia con mucho respeto, a sus compañeras más cercanas de profesión…

ESTAMOS DESEANDO VOLVER A VISITARTE, HAS SIDO UN GRANDÍSIMO HONOR… GRACIAS.

 

Cosas bonitas…

(1. Pulseras piñas Dianes 2. Capazo Ansa per Ansa 3. Pitusas Muitt Madrid)

 

Nos vemos en el siguiente post… ¿os gustó?

 

Si fueras tierra, tendría algo más que los pies en ti. Si fueras aire, me pasaría el día respirando. Si fueras fuego, te acariciaría aunque eso significara quemarme. Si fueras agua, bebería aunque no tuviera sed… Seas lo que seas tú, yo me pediré ser yo para serlo contigo.

By: Emma Baizán – Cuatro elementos y una declaración de amor –