Visita a La Polaca

 

Visita a La Polaca

Hoy nos adentramos un poquito en el precioso mundo de una gran artista de nombre Bea, pero a la que todos conocen como La Polaca; de casualidad me tropecé con algún trabajo suyo, y desde entonces no he dejado de seguir su trayectoria…

Con un corazón intenso y creadora por naturaleza, Bea nos demostró con creces la pasión que dedica a todo lo que hace. Si algo me llamó la atención cuando entramos en su taller, fue la calma y tranquilidad que en él se respiraba, escuchaba música ambiental que transmitía serenidad, y nos confesó la necesidad de desconexión a la hora de realizar su trabajo.

¡Su «rollito Zen» me encantó! Escucharle hablar y destacar las piezas más importantes en su colección, comprobar que amaba su trabajo y, cómo ella misma reconocía lo feliz que se sentía por poder dedicarse en cuerpo y alma a lo que realmente le gusta, fue una pasada.

En pleno centro de la ciudad de Murcia, en mitad de una de las calles más conocidas y transitadas del casco antiguo de ésta; La Polaca tiene su propio rinconcito, un lugar acogedor y con muchísimo encanto.

Varias son ya las colecciones que a su corta edad ha presentado, cada una de ellas única y muy personal; piezas de especial significado que de manera artesanal elabora con sus propias manos.

Y digo «especial significado» porque así es, las colecciones de La Polaca nacen de una historia, una representación de ese «algo» que ella quiere compartir con el mundo… Me habría encantado poder conocer cada una de sus historias, pero con el tiempo seguro que todos llegaremos a ser partícipes de ellas.

Como ya de sobra conocéis, mi afición por las historias de amor cada día es mayor, soy una soñadora y ellas son mi debilidad… Será por eso quizás, que una de sus colecciones es ya mi favorita; una oda al amor y a la lucha por él, por lo etéreo, y el entramado mundo en el que dos enamorados se ven envueltos…

Artista de profesión, su obra es su mayor expresión y con ella refleja un sentimiento profundo y muy íntimo. Quizás no todo el mundo sea capaz de ver en sus piezas todo cuanto esconden pero el simple hecho de compartirlas con el resto del mundo, es su mayor impulso día a día.

Cerámica modelada con un trabajo cuidadoso; el blanco, el dorado, el azul… y la línea minimal, encarnan la personalidad más Polaca… Desde piezas como botellas decoradas, platos y tazas… hasta una alta bisutería muy en tendencia, y para mi gusto, ideal.

El baño en oro, junto a su elaboración a mano y un diseño tan particular; han situado a La Polaca en un lugar privilegiado.

Muchas son las tiendas multimarca que en la ciudad de Murcia y muchas otras, comparten su obra (este fin de semana encontré en un pueblo de Almería, una encantadora tienda con productos de La Polaca, ¡una sorpresa súper bonita!). Y no es la primera vez que me encuentro sus trabajos en celebraciones, tales como bodas y eventos; platitos para las arras, detalles para invitados… y muchas otras piezas que marcan la diferencia sin duda.

Tan solo me queda terminar agradeciendo con muchísimo cariño, el tiempo invertido y todo cuanto esta tarde La Polaca compartió con Le Plumeti.

Si aún no conocías este trabajo tan ideal, animo a que echéis un vistazo a todo cuanto diariamente encontramos en sus redes, sobra decir que es es más que inspiración… ¡Yo ya me he enamorado!

HA SIDO UN VERDADERO PLACER, NO DUDAREMOS EN VOLVER… MIL GRACIAS POR TODO BEA.

 

 

Cosas bonitas…

(1. Corazón minimal 2. Anillo Uva 3. Colgante bolita La Polaca)

 

Nos vemos en el siguiente post… ¿os gustó?

 

¿Se pueden inventar verbos? Quiero decirte uno: Yo te cielo, así mis alas se extienden enormes para amarte sin medida…

By: Frida Khalo